Craneosinostosis

La craneosinostosis es un defecto de nacimiento que consiste en el cierre prematuro de los huesos del cráneo del bebé.

Es decir, una o más de las articulaciones fibrosas entre los huesos del cráneo del bebé se cierran antes de que su cerebro, esté formado por completo. No obstante, el cerebro sigue creciendo y esto provoca una deformidad del cráneo del niño.

Hay que resaltar que existen riesgos de desarrollar hipertensión indocraneal  y con ello, una alteración visual y dificultad del desarrollo del niño.

El tratamiento de la craneosinostosis requiere cirugía para corregir la deformación de la cabeza y el crecimiento normal del cerebro del bebé. Un buen diagnóstico y tratamiento temprano es clave para darle al niño un buen crecimiento y desarrollo.

Así pues, aunque la craneosinostosis no se considera una enfermedad genética, existen casos pocos frecuentes de la enfermedad relacionada con síndromes genéticos y que se asocian a craneosinostosis múltiples.

Existen diversos tipos de craneosinostosis dependiendo de qué articulaciones fibrosas o suturas se unen prematuramente:

  • Sinostosis sagital. Es el tipo de craneosinostosis más común. Cuando la articulación fibrosa sagital presente a lo largo de la cabeza del bebé se cierra de manera prematura, la cabeza del niño crecerá larga y estrecha.
  • Sinostosis coronal. Se refiere a la sutura o suturas coronales del cráneo, es decir, las suturas que se extienden desde la oreja hasta la parte superior del cráneo. Esto provoca que la frente del bebé se aplane en el lado afectado, un desvío de la nariz y la elevación de la cuenca del ojo, así como estrabismo. Cuando tanto la sutura coronal derecha y izquierda se unen prematuramente da lugar la sinostosis bicoronal.
  • Sinostosis lamboidea. Se trata de un tipo de craneosinostosis poco frecuente. La sutura lamboidea, en la parte posterior y a lo largo del cráneo del bebé, provoca que un lado de la cabeza esté plano, que una oreja esté más alta que la otra y que la parte superior de la cabeza se incline hacia un lado. Esta también puede causar una malformación de Chiari (cuando el tejido cerebral se extiende por el canal medular).
  • Sinostosis metómipica. La sutura metópica es aquella extendida en la parte superior del tabique nasal  hasta la línea media de la frente, pasando por el punto blando y la sutura  sagital. Esta provoca una apariencia triangular, un ensanchamiento en la parte posterior de la cabeza y estrabismo.

¿Qué síntomas presenta la craneosinostosis?

Generalmente se presencia los síntomas de la craneosinostosis en el nacimiento del bebé. Pero estos pueden desarrollarse y volverse más visibles durante los dos meses de vida del niño. Estos síntomas se componen de un cráneo deforme, una desaparición de la fontanela del cráneo del bebé, un  desarrollo duro y elevado del reborde de las suturas afectadas, crecimiento lento o nulo de la cabeza del bebé.

¿En qué consiste el tratamiento?

La craneosinostosis requiere siempre cirugía.

  • Hoy en día, la craneosinostosis se puede tratar con una cirugía mínimamente invasiva, llamada cirugía endoscópica.
  • Se realiza mediante una sonda con luz y una cámara, llamada endoscopio, que se insertan a través de pequeñas incisiones en el cuero cabelludo.
  • El objetivo del cirujano será abrir las suturas fusionadas prematuramente, reducir la presión del cerebro y corregir la craneosinostotis.
  • Es una cirugía muy común en los bebés de menos de 4 meses de vida que presenta craneosinostosis.

Después de esta cirugía, el tratamiento a seguir consiste en un casco ortopédico, puesto que después del procedimiento quirúrgico la cabeza aún tiene que coger la forma que le quedará en un futuro.

  • También puede tratarse con cirugía abierta, practicada en bebés de más de 6 meses. En este caso, se realiza una incisión en el cuero cabelludo y huesos craneales y se coloca el cráneo en la posición correcta con placas y tornillos reabsorbibles.
  • Por lo general, es una cirugía más compleja que la cirugía endoscópica, pues requiere de una estancia hospitalaria más larga y una transfusión de sangre. El tratamiento post operatorio no requiere casco ortopédico.

Existe otra técnica llamada avance frontoorbitrario bilateral.

Es una técnica quirúrgica usada sobre todo en pacientes con craneosinostosis con áreas afectadas en las regiones anteriores del cráneo y orbitomaxilares. Esta técnica consiste en la obtención de dos piezas óseas que servirán para la remodelación frontoorbitaria.

Si existe una gran deformidad e hipoplasia de la región será difícil conseguir un buen resultado. Así pues, esta técnica también puede realizarse mediante un solo bloque óseo, incluyendo la nueva barra supraorbitaria.

El tratamiento post operatorio no requiere casco ortopédico.

CONTACTO

Si tienes cualquier consulta o quieres ampliar la información, puedes contactar con nosotros a través del formulario web o llamando al 93 290 64 12 – 93 461 06 38