Cirugía de base de cráneo

La anatomía cerebral en cuanto a parte ósea se refiere, se divide en fosa anterior (parte frontal), fosa media (parte temporal), fosa posterior (cerebelo) y por último, lo que une la parte frontal con la media y posterior que se llama base de cráneo.

Por su profundidad y las diferentes estructuras vasculares y nerviosas que pasan por ella, se convierte en una cirugía de alta complejidad.

Años atrás, dicha estructura se abordaba con cirugía abierta pero en los últimos años se ha avanzado a técnicas mínimamente invasiva y las técnicas endoscópicas.

Etiología de las lesiones de base de cráneo

Como en casi todas las etiologías, debemos distinguir entre las lesiones tumorales, vasculares y malformativas.

En esta localización, es importante dividirlo en dos regiones anatómicas, la parte más anterior (región selar y suelo de la fosa anterior) y la más inferior (ángulo pontocerebeloso).

Región selar

Aquí principalmente, encontramos  adenoma hipofisarios.

Estos son tumores benignos que afectan a la glándula hipofisaria, desplazándola y haciendo que la misma pierda su función de enviar hormonas al resto del cuerpo.

Dichos adenomas, pueden ser secretores o no secretores. Los secretores son los que además de desplazar la función normal de la glándula producen un solo tipo de hormona de forma excesiva (por ejemplo, los productores de hormona de crecimiento hacen que crezcan las partes acras, más conocido como gigantismo y los productores de prolactina provocan aumento de mama, salida de leche por las mamas y/o dificultad de reproducción en hombres y mujeres a cualquier edad).

A su vez, puede ser microadenomas (<1 cm) y macroadenoma (>1 cm). Los macroadenomas suelen ser no secretores y dar la cara a través de alteraciones visuales por su gran tamaño y compresión de estructuras.

Aún siendo los adenomas las lesiones más frecuentes de esta área, también podemos encontrar otras etiologías como el craneofaringioma (lesión que se origina en la misma glándula, destruyéndola), más típica en edad pediátrica y después entre los 40-50 años, quistes de la Bolsa de Rathke etc…

Este tipo de lesiones se extraen mediante cirugía mínimamente invasiva, extrayendo el tumor por la nariz.

  • La intervención consiste en realizar un abordaje por las fosas nasales con una cámara hasta llegar al seno esfenoidal y el suelo selar, estructuras óseas que protegen la glándula.
  • Posteriormente se extrae el tumor y se reconstruye el defecto con diferentes partes de la cavidad nasal o incluso a veces, con grasa del abdomen del mismo paciente.

Suelo de la fosa anterior:

  • En esta localización encontramos principalmente malformaciones del hueso o lesiones de mismo (ya sea por traumatismos, infecciones) que provocan una rotura del hueso y de la cubierta del cerebro (duramadre) provocando salida de Líquido cefalorraquídeo por la nariz.

Dicha comunicación anómala puede ser el foco de entrada de infecciones al cerebro (absceso y/o meningitis) por lo que es muy importante diagnosticarla para reparar el defecto y evitar complicaciones infecciosas. A su vez, también encontramos lesiones tumorales, principalmente meningiomas de surco olfatorio o metástasis.

Ángulo Pontocerebeloso

En esta localización la patología principal es la tumoral.

Principalmente encontramos lesiones que se originan en las meninges, meningiomas o en los nervios, Schwannomas.

Síntomas

Cuando la base de cráneo se ve afectada por lesiones, principalmente tumorales, puede originar una serie de síntomas que dependerá del tipo de lesión y localización de la misma, siendo el más frecuente, la afectación de la visión para lesiones de la región selar y alteración en la audición e inestabilidad de la marcha en lesiones del ángulo pontocerebeloso.

Entre ellos podemos encontrar:

Lesiones de la región selar y fosa anterior

  • Disminución de la agudeza visual
  • Pérdida de visión en una parte del ojo o de ambos ojos
  • Visión doble y/o dificultad para movilizar los ojos (estrabismo)
  • Dolores de cabeza, normalmente asociado al sangrado de la glándula hipofisaria llamado apoplejía hipofisaria
  • Somnolencia, normalmente asociado a la apoplejía hipofisaria
  • Alteración hormonal (sudoración, aumento de peso, crecimiento de las partes acras del cuerpo…)

Lesiones del angulopontocerebeloso (APC)

  • disminución de la audición por afectación del nervio acústico
  • Inestabilidad de la marcha
  • problemas para la deglución
  • alteraciones del nervio facial (dificultad para cerrar el ojo y desviación de la comisura labial)

En NeuroSpinal Institute Barcelona abordamos todas las patologías mediante la cirugía de base de cráneo mínimamente invasiva en equipo multidisciplinar (Neurocirujano, Otorrinolaringologo y Endocrino).

El objetivo de todas estas cirugías es extraer el tumor en su totalidad si es posible, si no analizar la muestra para poder ofrecer un tratamiento complementario adecuado.

Son cirugías muy delicadas y con riesgo de lesión vascular y/o nerviosa, que puede provocar daños neurológicos temporales y/o permanentes.

CURAS POSTOPERATORIOS

RECUPERACION

  • En la actualidad el postoperatorio es más confortable y se ha reducido significativamente.
  • En la actualidad en muchos de los casos no se requiere colocar tampones intranasales al final.

La  recuperación de un paciente sometidos a una cirugía de base de cráneo estará determinada por diversos factores como la edad, estado de salud general previo a la cirugía, zona donde está alojado el tumor, zonas del cerebro con las que se tendrá que estar en contacto durante la cirugía y que puedan verse afectadas, así como la clase de técnica y cirugía que se llevará a cabo con el fin de extraer el de tumor.

Una vez el paciente despierta de la anestesia, se lleva a cabo un examen para asegurarse que el sistema nervioso no se ha visto afectado. Se le solicitará que muevas piernas y manos.

El tiempo aproximado de la recuperación en un paciente sin complicaciones es de entre dos o 3 días, tiempo que permanecerá hospitalizado y monitoreado por el equipo médico.

En el caso de un paciente que haya presentado dificultades operatorias deberá permanecer más tiempo ingresado.

Síntomas postoperatorios habituales:

En general los síntomas postoperatorios más habituales son:

  • Dolores de cabeza
  • Cansancio generalizado
  • Mareos

Contraindicaciones en pacientes tras una cirugía de base de cráneo:

  • Nadar, 6 meses como mínimo
  • Evitar deportes de contacto
  • Llevar a cabo actividades deportivas recomendadas por su cirujano o neurólogo.

NeuroSpinal Institute Barcelona, experiencia, investigación y tecnología de vanguardia para ofrecer el mejor resultado en cirugía de base de cráneo a nuestros pacientes.

CONTACTO

Si tienes cualquier consulta o duda, puedes contactar con nosotros a través del formulario web o bien llamando al 93 290 64 12 – 93 461 064 38